22/1/09

UN CONEJO, OTRO CONEJO, OTRO CONEJO


Érase una vez una mamá conejo que quiso despertar a sus bebés para llevarlos a la guardería, pero ellos, remolones, no se querían levantar.
Tampoco querían ir al "cole" aunque allí se lo pasaron muy bien dibujando árboles "distintos".
Luego regresaron a casa, y comieron, se bañaron y se acostaron en sus camas.
Más de diez años en cartel han permitidoque este cuento viaje mucho.Se ha podido
escuchar en todaslas Comunidades Autónomas, a excepciónde Navarra y Canarias

No hay comentarios:

Publicar un comentario