24/1/09

POEMA DE OLORES





Cuando Fernandito tenía cuatro años, odiaba leer. Bueno, leer, leer no sabía aún, pero odiaba los libros, las letras... Y por odiar, odiaba hasta las ilustraciones de los libros.

Su hermano mayor le enseñó que con un libro se puede jugar, que es divertido imaginar, que cada una de las frases que aparecen en las historias, sirven para pasárselo bien si somos capaces de verlas con otros ojos: con los ojos de la imaginación.





Poema de olores nació hace bastantes años. El CFIE de Palencia quiso trabajar (junto con una editorial) el verso con los más pequeños y escogieron esta obra para poder jugar con ellos. Y, puesto que yo soy juguetón, me eligieron a mí para que la llevara de centro en centro invitando a vivirla con fantasía, buen humor y magia.

El resultado me gustó tanto, que aún sigue en cartel. ¡Sea por muchos años!

Poema de olores está basado en un libro de Esther Madroñero, editorial Everest.

No hay comentarios:

Publicar un comentario